¿Deseas convertirte en inversor o broker inmobiliario? En ese caso, descubre cuáles son los problemas más comunes de los brokers en crecimiento para evitar caer en ellos.

Pero para ello, es imprescindible que previamente aclaremos y diferenciemos conceptos. Así, es importante destacar que dentro del sector inmobiliario encontramos la figura del broker. Existe una tendencia a confundir esta profesión con la de agente; sin embargo, son dos figuras diferentes.

Mientras que los agentes de una agencia inmobiliaria se encargan principalmente de servir como intermediarios en la compraventa, el broker, por lo general, ayuda en las inversiones inmobiliarias que ofrecen una alta rentabilidad ofreciendo, soporte, asesoramiento y servicios a sus agentes para que éstos puedan obtener los mejores resultados.

Si deseas desempeñar tal profesión con éxito desde el primer momento, es necesario que cuentes con una serie de características, por lo que la formación y trabajar el desarrollo de ciertas habilidades resulta imprescindible.

A lo largo de este artículo te revelamos cuáles son aquellos errores en los que no debes caer.

6 problemas más comunes de los brokers en crecimiento

Estos son los 6 problemas más comunes de los brokers en crecimiento. ¡No olvides tomar nota de cada uno de ellos!

Renunciar a la formación

El primer error que encontramos es subestimar la formación. Independientemente de si el inversor es novato o no, éste debe reciclar sus conocimientos.

El mercado inmobiliario, por ejemplo, cambia constantemente, por lo que el broker especializado en este sector debe estar al tanto de todas las variaciones.

Es imprescindible que un inversor inmobiliario cuente con conocimientos sólidos de este ámbito, ya que supervisa a tasadores, compradores y vendedores. Además, debido a que sus funciones van más allá, será necesario conocer y manejar a la perfección el tema de la legislación.

Te mostramos cuáles son los conocimientos mínimos que un broker inmobiliario debe poseer:

  • Formación en contratos y derecho inmobiliario. Debe estar al tanto de todas las leyes relacionadas con las acciones que se llevan a cabo dentro de este sector.
  • Uso de programas informáticos como software de gestión inmobiliaria, entre otros.
  • Conocimientos sobre hipotecas y arrendamientos.
  • Nociones de marketing.
  • Tasaciones y valoraciones.
  • Gestión de recursos humanos

Pensar que es necesario tener experiencia previa

Como hemos mencionado, el sector inmobiliario cambia de forma constante, por lo que el inversor o broker inmobiliario ha de estar constantemente formándose; pero eso no significa que deba de contar con experiencia previa. Como te contaremos en el post, sí que es importante que un broker cuenta con actitud de líder, pero eso no significa que deba de contar con experiencia previa. La formación, el interés y en el caso de optar por una franquicia inmobiliaria suple la falta de experiencia. De hecho, hay muchísimos Brokers de éxito que no tenían ningún tipo de experiencia previa en el sector como es el caso de Ricardo Iturriaga, Broker de REMAX Grupo Urbe y uno de los brokers  más exitosos de REMAX a nivel mundial. 

No contar con nociones de gestión de recursos humanos 

El broker inmobiliario tiene una misión principal que consiste en el reclutamiento de agentes del sector. De este modo, contará con un mayor éxito y crecimiento.

Es necesario disponer de aquellas habilidades que le permitan ser un gran vendedor de sí mismo para poder captar a los miembros de su equipo de trabajo.

No ser un buen líder

Otro de los requisitos son: tener una mentalidad emprendedora, saber liderar a su equipo y ejercer funciones de coach.

Un broker inmobiliario debe proporcionar a los agentes un entorno profesional que permita a estos el desarrollo de sus habilidades y un mayor crecimiento. En definitiva, será el guía que permita la mejora de la productividad y de la formación de su equipo. Debe  saber apoyar a sus agente y ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos.

No servir a sus agentes inmobiliarios

Un buen líder se interesa por conocer las necesidades y ambiciones de sus agentes asociados. En este caso, la mayoría de los brokers inmobiliarios trabajan con agentes autónomos.  A ellos, a los agentes que se asocian su oficina, les ha de ofrecer soporte y servicio, esa es la verdadera función de un broker inmobiliario.

No apostar por una franquicia

Una de las dudas más frecuentes es entrar a formar parte de este sector a través de una franquicia o hacerlo de forma independiente.  La realidad es que esta estructura ofrece al profesional grandes ventajas a cambio de una pequeña comisión.

Los brokers inmobiliarios cuentan con autonomía para gestionar su trabajo y el de sus agentes, pero dispondrán de cobertura en una gran cantidad de servicios inmobiliarios como tasaciones, trámites legales y administrativos, por no olvidar el soporte, acceso a herramientas o el reconocimiento de marca y know how que ofrece una franquicia En este otro post analizamos las ventajas e inconvenientes de ambas opciones de emprendimiento https://www.franquiciaremax.es/franquicia-inmobiliaria-versus-agencia-inmobiliaria-tradicional

Estos son los 6 problemas más comunes de los brokers en crecimiento. Estamos seguros de que si prestas atención a todos ellos lograrás convertirte en un profesional con éxito.

Si estás interesado en emprender como broker inmobiliario, te recomendamos que conozcas el modelo de negocio REMAX, una historia de éxito en el sector inmobiliario con más de 18 años de experiencia a nivel mundial. Puedes contactar con nosotros a través de este link: https://www.franquiciaremax.es/informacion-franquicia-inmobiliaria/