Tomar la importante decisión de emprender un negocio es compleja, valiente, arriesgada, pero también muy satisfactoria. La mayoría de nosotros deseamos trabajar y desarrollar nuestra carrera profesional haciendo algo que nos guste, que nos ayude a crecer, que preste un servicio a la sociedad y que nos permita trabajar de forma autónoma e independiente con importantes ingresos. El sector de la intermediación inmobiliaria tiene sin duda muchos de estos requisitos, pues se trata de un sector seguro, responde a una necesidad vital, la vivienda y nos permite estar en constante contacto con las personas ayudándoles a mejorar sus vidas., con un importante volumen de ingresos.

Si ya has optado por este sector para tener tu propio negocio, seguro que te has hecho esta pregunta ¿Cómo lo hago?  ¿con qué problemas puedo encontrarme? ¿Lo hago de forma independiente o apuesto por una franquicia inmobiliaria?

En este sentido, y con nuestra experiencia de más de 25 años en el sector en España; habiendo superado todas las crisis acontecidas en esos periodos de tiempo, analizamos la viabilidad de emprender en el negocio inmobiliario en estos momentos. Para ello, realizamos una comparativa entre iniciar esta actividad mediante una franquicia inmobiliaria REMAX o hacerlo de manera independiente y particular, tomando como referentes estos parámetros: riesgos, costes y beneficios.

Principales problemas a la hora de emprender con una agencia inmobiliaria independiente

Asumir riesgos es algo intrínseco a cualquier negocio, pero cuando se decide emprender en épocas de crisis e incertidumbre como la actual, puede convertirse en algo que nos abogue directamente al fracaso.  Con ello, no queremos decir que emprender mediante una agencia inmobiliaria particular sea un fracaso, pero sí que sea algo más complejo en estos momentos.

Si bien las agencias independientes necesitan de una menor inversión, supone la necesidad de que el propietario tenga que crear y consolidar su propio modelo de negocio, asumiendo por tanto en su persona todo el riesgo empresarial.

A su vez, debe de crear su propia marca personal, posicionarla y consolidarla en la zona; algo que supone un dilatado periodo de tiempo. Como punto a favor, es totalmente independiente, aunque eso le supone estar solo ante el mercado y no contar con ningún soporte. Además, los costes por servicios y herramientas son bastante más elevados, pues no cuenta con el poder y la fuerza que puede logra un master franquicia para contratar estos servicios.

Y es que, si bien, una franquicia REMAX reduce enormemente el riesgo empresarial, en estos momentos esta diferencia es aún más grande. En la actualidad el cliente final necesita seguridad, servicios, medios y soporte; y una franquicia inmobiliaria como REMAX está más preparada para poder ofrecérselo

Emprender a través de una franquicia inmobiliaria REMAX

Una de las principales ventajas de iniciarse en el sector de la intermediación inmobiliaria mediante una franquicia REMAX, es sin lugar a duda la posibilidad de hacerlo mediante un modelo de negocio ya constatado y probado; que permite emprender bajo una gran seguridad evitando la dispersión y la falta de foco.  Lógicamente, este aspecto supone una disminución de riesgo empresarial al contar ya con esta orientación; algo que aún es más valorado en tiempos de pandemia como este.

Dentro de nuestro modelo de negocio, resulta de vital importancia recordar que una de nuestras principales características es nuestro enfoque en el desarrollo de las personas. Y es que, los propios agentes REMAX desarrollan su propio negocio, son empresarios. Somos una compañía de emprendedores. Tenemos oficinas de gran tamaño que tratan de tener a los mejores agentes inmobiliarios. Tenemos la figura del broker, que es el dueño de la agencia o franquiciado. Su trabajo no es vender casas sino crear una industria inmobiliaria centrándose en crear el entorno adecuado para el desarrollo del trabajo de los agentes. Podríamos decir por tanto que, la gran diferencia es que RE/MAX pone el foco en los agentes y no en las propiedades y tiene como fin último convertirse en la mejor elección para ellos. Toda gira en torno a la figura del agente. REMAX es una empresa diseñada para atraer y retener a los mejores productores del sector, con los beneficios que eso genera; pues además de contar con los agentes más productivos, éstos son autónomos. Todo ello bajo un modelo de “gasto compartido” bróker-agente permitiendo que el equipo de agentes pueda crecer. De este mod, el franquiciado puede multiplicar su “estructura productiva” sin incrementar sus costes fijos

A su vez, una de las grandes posibilidades que brinda REMAX es el reconocimiento de marca. Y es que, desde que una persona cuelga un rótulo en su oficina con el logo y nombre de una marca tan reconocida como la nuestra, automáticamente el público lo conoce y lo relaciona con una forma de trabajar y operar en el sector inmobiliario; desde sus inicios, sin necesidad de tener que trabajarse ese posicionamiento y conocimiento sobre su profesionalidad.  Un arduo trabajo aún más complicado en momentos de crisis.

La independencia, es otro de los factores que, aunque parezca contradictorio, se da en REMAX. Si bien, esta independencia para trabajar no está reñida con el soporte y asesoramiento que brindamos desde el master franquicia, vitales por otra parte en la actualidad.

Junto con el modelo de negocio; el soporte, los servicios, la formación y las herramientas que ofrecemos son de los aspectos más y mejor valorados por nuestros franquiciados. Además de suponer una menor inversión en ellos, pues forman parte de los servicios que prestamos, estos son muy innovadores, y les ofrecemos formación y soporte sobre las mismas, facilitando enormemente el día a día de nuestros franquiciados. Herramientas de marketing, de gestión, bases de datos y tecnología y formación son los principales recursos a los que tienen acceso nuestros franquiciados. Además, éstos ya han sido testados previamente, reduciendo la necesaria acción de prueba/error que debería asumir cualquier gestor de una oficina inmobiliaria con sus consecuentes gastos económicos y desperdicio de tiempo.  No olvides que REMAX cuenta con una escuela de formación propia; Escuela REMAX  que ofrece tanto a Brokers como agentes y staff la formación más especializada y adaptada  al sector y su coyuntura. Los programas de formación de REMAX incluyen desde cursos de iniciación a cursos de especialización y programas de mentoring para Brokers y agentes tanto en el área residencial, residencial de lujo y área comercial. Esta formación se complementa con acceso a portales de formación inmobiliaria on-line.

A su vez, las potentes herramientas de generación de contactos y tecnología hacen que el trabajo del día a día de agentes y franquiciados sea mucho más sencillo, organizado y rentable.

Finalmente, tampoco podemos obviar el trabajo en red y en colaboración; aumentando así las posibilidades de éxito de agentes y clientes en sus transacciones.; pudiendo localizar la propiedad o el cliente deseado entre todas las oficinas REMAX de España, sino de entre las más de 8.200 oficinas REMAX que existen en el mundo.

Problemas al emprender con una franquicia

No obstante, existen otra serie de puntos relativamente negativos de asociarse a una franquicia inmobiliaria como REMAX. Así, la inversión previa siempre es mayor, el franquiciado ha de asumir el pago de una licencia o un fee mensual. Además, si el dueño de la agencia inmobiliaria decide dejar la franquicia, la marca nunca se la puede llevar consigo.

Evidentemente, también se renuncia a un cierto nivel de independencia; no obstante, es importante analizar los beneficios que supone emprender con una franquicia inmobiliaria frente a esta renuncia y la multitud de recursos que prestan

Y finalmente, no podemos obviar que, si el franquiciado cuenta con grandes profesionales también franquiciados en su zona, sin duda este éxito también le va a catapultar; aunque puede pasar lo contrario; asumir esa mala imagen. Si bien es cierto que las franquicias como REMAX cuentan con importantes protocolos para expulsar a estas personas de su red evitando cualquier daño en la imagen de los franquiciados de la zona.

Conclusiones

Tal y como apuntábamos, REMAX España ha sobrevivido y salido reforzada de las importantes crisis económicas que le ha tocado hacer frente en sus 25 años de historia en nuestro país; y es que, nuestro modelo de negocio está pensado y preparado para estas situaciones especiales; y por supuesto para situaciones más estables.

Así, nuestro modelo de asociación y no de contratación de agentes, hace que los Brokers realicen una inversión mínima; lo que supone a su vez para los agentes contar con su propio negocio y poder crecer tanto como se lo propongan. Un modelo de negocio que reduce enormemente el riesgo empresarial y atrae a los mejores talentos inmobiliarios ya que disponen de los mejore servicios.

A su vez, el paraguas de una marca como la de REMAX supone un enorme valor añadido y la posibilidad de trabajar en colaboración con cientos de miles de asociados por todo el mundo; multiplicando las opciones de éxito.

Con una formación constante, el soporte personalizado que brindamos desde el master franquicia y la adquisición y actualización de herramientas de marketing y tecnología, las posibilidades de éxito se multiplican entre nuestros Brokers y Agentes

Todo ello nos hace estar preparados para minimizar el impacto ante cualquier situación de crisis, convirtiéndose REMAX en una ventaja competitiva y un valor seguro

Si tu también quieres apostas por el sector inmobiliario y hacerlo con éxito, contacta con nosotros a través de este link https://www.franquiciaremax.es/informacion-franquicia-inmobiliaria/